Vinculados a la Fuente

El Ayuno, Vinculándonos a la Fuente. Dios es la fuente de vida y quien crea todo el universo. Está en sus manos la luz y el poder y su palabra nos dice que, en Jesús, su hijo, esta toda la plenitud. Estos argumentos son muy difíciles de que nuestra mente pueda entenderlos en toda su magnitud.

Nuestra mente es de hombre y tiene limitaciones en todas las áreas. Para comenzar, nuestra alma solo sabe lo que sabe, o lo que se le ha enseñado y lo que hemos observado, adoptándolo como una verdad. El alma no sabe TODO lo que Dios sabe, ni se imagina lo que Dios es capaz de hacer.

Nuestra alma esta radicada en nuestro cuerpo y la componen nuestros sentimientos, nuestra decisión y nuestras emociones, así como nuestro conocimiento y experiencia. En nuestra alma está el proceso de pensamiento, análisis y decisión, por lo que, los malos consejos, las malas decisiones o aquellas acciones de las cuales no estamos muy orgullosos, fueron originados exactamente allí.

Por el otro lado, Dios nos hizo, así como dice su palabra en Génesis 1, a su imagen, conforme a su semejanza. Esa semejanza es espiritual. Somos espíritus, puestos en un cuerpo con un alma asignada a cada uno. El alma se desarrolla con conocimiento y aprendizaje, el cuerpo con comida y bebida, pero el espíritu solo se puede alimentar vinculándonos al Espíritu Santo y buscando la voluntad de Dios.

Es por eso que, para poder mantenernos en contacto y en relación con Dios, es bueno que le busquemos por medio de la oración y el ayuno.

Dios nos dice en Mateo como Jesús tuvo que tomar acción y liberar a un joven que estaba siendo atormentado por un espíritu maligno, cuando sus discípulos no pudieron hacerlo, aún después que El mismo les había instruido de ir, predicar que el Reino de los cielos se había acercado, sanar enfermos y liberar a los endemoniados. Cuando los discípulos se le acercaron y le preguntaron por qué no habían podido ellos liberar al joven, Jesús se refirió a que ellos necesitaban una mayor fe. Aquella fe, de la que Jesús se refería, les dijo que saldría únicamente con oración y ayuno. (Así de poderoso es el ayuno Viniendo entonces los discípulos a Jesús, aparte, dijeron: ¿Por qué nosotros no pudimos echarlo fuera? Jesús les dijo: Por vuestra poca fe; porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible.  Pero este género no sale sino con oración y ayuno. Mateo 17:19-21).

En La Biblia, se habla de varios personajes que ayunaron, buscando sabiduría para tomar una decisión, buscando perdón y buscando una respuesta de Dios en su voluntad. Se habla de cómo Moisés subió al monte a hablar con Dios y recibir las tablas de la ley, lo cual le tomo 40 días y 40 noches de ayuno, para luego recibir de Dios su voluntad.

Así mismo, Jesús, luego de haber sido bautizado por Juan el Bautista, fue guiado hacia el desierto por el Espíritu Santo, en donde estuvo en ayuno y oración por 40 días y 40 noches. Esto lo preparó para la misión que estaba a punto de comenzar, salvar a la humanidad y abrir la puerta para que ahora lleguemos a Dios, como hijos amados.

El pueblo de Israel tenía un día asignado para que todo el pueblo ayunara, buscando una cercanía con Dios. El pueblo de Nínive, al escuchar lo que Jonás había recibido de Dios, todos ayunaron, desde su rey, su gente, inclusive sus animales, lo cual hizo que Dios cambiara de opinión sobre su destrucción.

El ayuno, nos permite depender de Dios, es una forma que Dios nos ha dejado para vincularnos a El, a su poder. Con el ayuno permitimos que crezca en nosotros nuestra dependencia espiritual de Dios y limitamos a que el alma haga como quiera hacer en nosotros. El pueblo de Dios tenia días asignados a ayunar.

Jesús mismo dijo, respondiendo a la tentación que el diablo le hacia, ofreciéndole que usara su poder para convertir las rocas en pan y que comiera, “No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra de que sale de Dios. Mateo 4:4)

DIOS PREMIA NUESTRO AYUNO

Hay en la Biblia ayunos de 1 día, de 3, de 7, de 21 y de 40 días. La Biblia nos instruye, “Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro, para no mostrar a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. Mateo 6:17-18” y es aquí en donde nos dice que Dios nos premia públicamente.

Así lo hizo con Daniel, quien ayuno y oro, por el perdón del pueblo de Israel y Dios envió al Ángel Gabriel para decirle que desde el momento que decidió ayunar, su oración había sido respondida.
3  Y volví mi rostro a Dios el Señor, buscándole en oración y ruego, en ayuno, cilicio y ceniza.
21  aún estaba hablando en oración, cuando el varón Gabriel, a quien había visto en la visión al
principio, volando con presteza, vino a mí como a la hora del sacrificio de la tarde. 
23  Al principio de tus ruegos fue dada la orden, y yo he venido para enseñártela, porque tú eres
muy amado. Entiende, pues, la orden, y entiende la visión.
Daniel 9:3/21/23

Asi que pongamos en práctica este aprendizaje de la Biblia, como Dios deja una herramienta tan poderosa que nos une a Él y nos permite crecer en nuestro espíritu, por medio del ayuno. Pero ayuna con propósito y manteniéndote en oración en todo momento. Se que Dios responderá tu esfuerzo y te revelará su voluntad sobre tu vida y sobre los tuyos.

Razones por que ayunar:
Por mi, mi familia y mis planes.
Por mi congregación para que Dios sume voluntarios y a los miembros que ya tiene listos.
Por Kingdom Ministries y su crecimiento.
Por mi país, para la paz y la prosperidad.
Por Israel.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.