Prédica Mi Dios

Como seres humanos buscamos constantemente ser felices. En algunas ocasiones y para alguno de nosotros, el tener posesiones físicas o materiales nos hace felices y esto entonces es lo que fijamos en nuestro corazón como nuestro fin, tener cosas.

Por supuesto que, cuando llegamos a tenerlo todo, una gran casa en la mejor zona de la ciudad, un apartamento de lujo, carros europeos, ropa de marca, artículos electrónicos caros, joyas, etc, nos damos cuenta, que aunque pensamos que hemos llegado a nuestro destino, no nos sentimos felices o realizados.

Para muchas personas y especialmente en esta de las redes sociales, pertenecer y ser alguien querido o seguido, es la fuente de la felicidad.
Este pensamiento ha llevado a millones de personas a desarrollar sitios en la web y en las redes sociales que presentan perfiles que no son reales, presentando imágenes actuadas de éxitos que en realidad no son tan exitosos como se muestran y logrando seguidores, que cuando no les parecen las fotos o comentarios colocados en las redes se convierten en detractores, escribiendo comentarios que terminan iriendo el corazón de aquel que quiso tener gloria y fama, buscando ser parte de un grupo social o de ser alguien. Nuevamente, millones de personas encuentran que tener un nombre y pertenecer no es la felicidad ni nos lleva a ella.

Si ponemos atención a nuestra vida y nuestras necesidades, nos podremos dar cuenta que lo que nos hace felices es cuando llega una tranquilidad de la certeza de que cualquier cosa que lleguemos a necesita la tendremos sin fallar. Esta tranquilidad, aunque suene como salido de una película de Hollywood, existe para todo aquel que encuentra que Dios nos permite tener todo lo que le pedimos y lograr todo lo que nos proponemos, así dice su Palabra en Filipenses 4:13 Como sabemos que Dios nos lo puede dar todo y con el todo es posible.

Por supuesto que cuando las personas escuchan por primera vez esta noticia y en realidad le oran a Dios y le piden que les ayude, entregando su corazón a Jesús y creyendo en su poder, Dios hace su parte y entonces somos impactados por el poder de Dios en nuestra vida, llevándonos aquello que buscábamos y necesitábamos. Dios no es una religión, no es una organización ni le pertenece a una.

Cuando logramos encontrar lo bueno que es Dios, normalmente iniciamos a seguir una religión o iniciamos a asistir a una iglesia o una congregación. Esto es bueno, pero esto no necesariamente es Dios. Una religión te ofrece a Dios, pero también demanda de ti practicas y acciones para que pertenezcas realmente a esta religión. Dios solo pide de ti que reconozcamos que Jesus es su hijo, que vino a la tierra en obediencia y por amor a cada uno de nosotros, entrego su vida en una cruz, para que nuestros pecados fuera perdonados y lavados con el derramamiento de su propia sangre. Como si esto fuese poco, también, de esta forma venimos a ser HIJOS DE DIOS.

¿Que tiene eso que ver con una religión? Para poder estar más claro de lo que Dios me ponía en mi corazón al respecto de mi relación con El, me fui al diccionario y encontré el significado de la palabra Religión: “Conjunto de creencias religiosas, de normas de comportamiento y de ceremonias de oración o sacrificio que son propias de un determinado grupo humano y con las que el hombre reconoce una relación con la divinidad (un dios o varios dioses)”. Esto no es Dios.

Hemos sido educados de ir a la iglesia a estar con Dios, buscarlo, pero Dios está allí mismo en donde tu estás leyendo. Dios está en nosotros como hijos de Él y está en su creación, pero nuestro comportamiento ha creado una muy mala reputación a las religiones o a las iglesias. Ultimadamente, nuestro mal comportamiento, mentiras, declaraciones no fundamentadas por hechos reales y falta de amor por los demás, han desarrollado una mala reputación para Dios mismo.

Los jóvenes de esta era no quieren saber nada de las religiones, de la iglesia y por ende, se alejan de Dios.

Lo mismo ha sucedido con el matrimonio. Hemos dado tan mal ejemplo de como llevar una relación matrimonial, manteniéndonos en constantes lios, alegatos, mostrando actos de infidelidad y aun maltrato verbal y físico, que nuestros hijos en la siguiente generación, no quieren pasar por lo que han visto en nosotros, ni quieren que sus hijos sufran lo que ellos han sufrido. Creo que ya no podemos seguir haciéndonos estas preguntas sobre nuestros hijos:

¿Que es lo que le estamos enseñando a la nueva generación? ¿Por qué no quieren ir a la iglesia? ¿Por qué no se quieren casar? ¿Por que no quieren profesar una fe? La misma Biblia nos dice que “De más estima es el buen nombre que las muchas riquezas, Y la buena fama más que la plata y el oro.” (Proverbios 22:1).

Esto es lo que nuestros hijos y las próximas generaciones están buscando, el buen nombre y la buena fama. Podremos tener buen nombre y buena fama, si seguimos los pasos de Jesús. Seremos buenos testimonios de que es vivir una vida con Dios y finalmente nuestras acciones hablaran de que es lo que nuestros hijos deben hacer y a quien deben buscar para alcanzar esa felicidad de tener la certeza que nada faltara y todo lo le pidan a Dios, El lo hará.

Jehová es mi fortaleza y mi cántico, Y ha sido mi salvación. Este es MI DIOS, y lo alabaré; Dios de mi padre, y lo enalteceré. Éxodo 15:2 Debemos dar testimonio a nuestros hijos que Dios es nuestro Dios.

Dijo además David a Salomón su hijo: Anímate y esfuérzate, y manos a la obra; no temas, ni desmayes, porque Jehová Dios, MI DIOS, estará contigo; él no te dejará ni te desamparará, hasta que acabes toda la obra para el servicio de la casa de Jehová. 

1 Crónicas 28:20

• El Dios de David: El rey David llego a reconocer a Dios en todo lo que hacia. David no tenia una religión que le ofrecía un Dios, David, tenía SU DIOS. David reconoció a Jehová como su Dios. Así lo dice en 2 Samuel, en todo el capítulo 22:
Dijo: Jehová es mi roca y mi fortaleza, y mi libertador; 
3  Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; Mi escudo, y el fuerte de mi salvación, mi alto refugio;
Salvador mío; de violencia me libraste. (2-3)
Tú eres mi lámpara, oh Jehová; Mi Dios alumbrará mis tinieblas. (29)
Porque ¿quién es Dios, sino sólo Jehová? ¿Y qué roca hay fuera de nuestro Dios? 
33  Dios es el que me ciñe de fuerza, Y quien despeja mi camino; 
34  Quien hace mis pies como de ciervas, Y me hace estar firme sobre mis alturas; 

Dijo: Jehová es mi roca y mi fortaleza, y mi libertador; 
3  Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; Mi escudo, y el fuerte de mi salvación, mi alto refugio;
Salvador mío; de violencia me libraste. (2-3)
Tú eres mi lámpara, oh Jehová; Mi Dios alumbrará mis tinieblas. (29)
Porque ¿quién es Dios, sino sólo Jehová? ¿Y qué roca hay fuera de nuestro Dios? 
33  Dios es el que me ciñe de fuerza, Y quien despeja mi camino; 
34  Quien hace mis pies como de ciervas, Y me hace estar firme sobre mis alturas; 

35  Quien adiestra mis manos para la batalla, De manera que se doble el arco de bronce con mis
brazos.(32-35)
Es nuestra decisión, buscar a Dios y hacerlo NUESTRO DIOS. Es bueno ir a la iglesia y
congregarse con otras personas que están en búsqueda de Dios, pero principalmente,
debemos vivir nuestra vida en la lectura de la Biblia para conocer la voluntad de Dios y ser
constantes en la oración, desarrollando esa relación que nos traerá confianza y esperanza.
 
Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío;
MI DIOS, en quien confiaré.
Salmos 91:2

35  Quien adiestra mis manos para la batalla, De manera que se doble el arco de bronce con mis
brazos.(32-35)
Es nuestra decisión, buscar a Dios y hacerlo NUESTRO DIOS. Es bueno ir a la iglesia y
congregarse con otras personas que están en búsqueda de Dios, pero principalmente,
debemos vivir nuestra vida en la lectura de la Biblia para conocer la voluntad de Dios y ser
constantes en la oración, desarrollando esa relación que nos traerá confianza y esperanza.
 
Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío;MI DIOS, en quien confiaré.

Salmos 91:2

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.