Arquitecto de Negocios

El hombre ha desarrollado prácticas y habilidades muy especiales que requieren de la utilización de las capacidades que Dios ha puesto en cada uno de nosotros. Algunos son muy buenos y hábiles administrando y dirigiendo equipos de personas en el proceso de la producción de productos en fábricas o cultivando grandes extensiones de tierra. Otros, son expertos en el desarrollo y construcción de edificios y centros arquitectónicos en donde nos reunimos a aprender, a trabajar o a disfrutar momentos de descanso.

Aunque mi preparación académica ha sido en el área de mercadeo y posteriormente en el área de la administración estratégica, Dios me ha permitido trabajar como asesor y consultor de negocios, de empresas y de gobierno corporativo.

Con el don de Dios de poder tener una visión del cómo puede ser un empresa mejor, más rentable, más eficiente y más competitiva, me he dedicado al desarrollo de empresas que están en una situación negativa o que simplemente se han estancado y requieren de nueva visión, de un nuevo diseño o de una nueva arquitectura. Es por eso que me gusta pensar que Dios me ha permitido ser un ARQUITECTO DE NEGOCIOS.

Hemos decidido encerrar la Biblia en temas exclusivamente espirituales y ecuménicos, pero normalmente la dejamos sin participar en nuestras actividades comerciales y/o profesionales del día a día.

Para poder entender como una empresa funciona, primero tuve que aprender cómo funcionan las personas y que son estas las más difíciles de pronosticar en su comportamiento. Cuando tu piensas que los equipos de trabajo de una organización reaccionaran de una forma, estos lo hacen de otra y cuando estas seguros que es lo que las personas necesitan y se los provees, ellos ni siquiera muestran interés por ellos.

Solo puedo imaginar que cosas pueden pasar por la mente de Dios cuando nos escucha pedirle con tanta necesidad y cuando nos envía lo que le pedíamos, lo despreciamos o lo usamos a medias, desperdiciando lo mejor. Por supuesto que para Dios todo esto no es nuevo, El viene tratando con la insatisfacción y ambigüedad del hombre desde que lo creó.

Las empresas no tienen alma, no tienen sentimientos, no tienen aprendizajes que no quieren cambiar, ni tienen prejuicios o caprichos. Las empresas son un grupo de procesos, materia prima y talento humano que convierte los insumos en productos y servicios que los mercados están buscando o deseando.

Las empresas pueden tener alteraciones en sus diseños y se lograra haber reinventado sus productos y servicios, obteniendo un nuevo rumbo, un nuevo aire una nueva vida, una segunda oportunidad para continuar produciendo, vendiendo o atendiendo a los consumidores.

Me veo como un Arquitecto de Negocios, buscando entender en donde esta la empresa en el momento en que ingreso a su funcionamiento, en donde esta la industria en la que participa, en donde están los productos que produce, en relación a los de la competencia y que oportunidades existen para que se reinvente. Con todo esto, me dedico a rediseñar la estructura, procesos, procedimientos y aun los portafolio de servicios y productos que tienen para comercializar, los canales de distribución y la presentación que pueden tener mayor atractivo y éxito. Lo único que no hago, es cambiar el alma de las personas que laboran en ella.

Las empresas son fáciles de alterar y mejorar, las personas tendrán que llegar a entender que sin Dios es imposible dar todo el potencial con el que fuimos creados. Sera hasta que dejemos de creer que lo que nosotros pensamos es el mejor camino y tomar el camino de la voluntad de Dios, cuando lleguemos a la realización y comprensión que Dios ha estado todo este tiempo a nuestro lado, esperando y aguardando que le voltiemos a ver.

Reinvéntate, regresa al diseño original que Dios tiene para tu vida. Dice su Palabra que los pensamientos que Dios tiene para nosotros son pensamientos de bien y no de mal. Con que razón, desde que la Biblia narra la creación del mundo, Dios siempre nos ha equipado con las habilidades y capacidades para crear, para producir, para subsistir, nos ha rodeado de cosas buenas para comer y para vestir, creo que es hora, que dejemos al Arquitecto de Vidas, hacer de las suyas y que rediseñe lo que hasta hoy hemos creado en nuestras vidas, seguramente, será un diseño espectacular.

Solo tenemos que confiar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.